Mobile Menu

Sodio: Mitos y realidades para niños

Sodium myths and facts for kids in Spanish


Download a PDF 

 

Sodio: Mitos y realidades para niños

LA CIENCIA APOYA QUE LOS NIÑOS REDUZCAN SU CONSUMO DE SODIO

La ciencia es clara ... nuestros niños comen más sodio de lo que es seguro y recomendado1, 2. Las escuelas pueden desempeñar un papel importante para ayudar a nuestros hijos a mantenerse saludables. Como parte del esfuerzo para llevar el sodio a niveles moderados para nuestros niños, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) estableció límites de sodio para las comidas escolares, que se estarán implementando en tres fases graduales hasta el año escolar 2022-20233.

Mito # 1

Los únicos problemas de salud asociados con el alto consumo de sodio son problemas como la presión arterial alta y enfermedades cardiacas, problemas de adultos y no de niños.

Realidad # 1

La ciencia afirma que hay un vínculo entre consumir menos sodio y tener una vida más saludable, incluso en niños y adolescentes4.

Por ejemplo, los niños que llevan dietas altas en sodio son aproximadamente 35% más propensos a tener presión arterial elevada en comparación con los niños que consumen dietas bajas en sodio5, y la tasa de presión arterial alta está aumentando en los niños estadounidenses6. Además de la salud cardiaca, el sodio afecta la salud ósea, cerebral, estomacal y renal7.

 Mito # 2

La evidencia científica para apoyar la disminución de sodio en las comidas escolares no es concluyente.

Realidad # 2

Ha habido ruido sobre algunos estudios de sodio, creando confusión y desestimando normas de nutrición para las comidas escolares.

Un gran cuerpo de investigación científica indica que disminuir el consumo de sodio baja la presión arterial en adultos y niños 8.

 Mito #3

 Es imposible para las escuelas cumplir con los límites de sodio del USDA.

 Realidad #3

En realidad, 98.5% de las escuelas son exitosas al cumplir los estándares de comidas actualizados9. Algunas escuelas ya están cumpliendo con el USDA 2017. Muchas empresas ya ofrecen alimentos que cumplen con los límites establecidos por el USDA10.

Existe una variedad de métodos que ayudan a reducir el sodio de los alimentos14 y se ha visto que algunos ingredientes recientemente desarrollados pueden causar un gran impacto 15.

 Mito #4

A los niños no les gustará el sabor de la comida con menos sodio y, como resultado, comerán menos alimentos y se quedarán sin los nutrientes que estos proporcionan.

Realidad #4

La sustitución de alimentos sin nutrientes y con alto contenido de sodio por alimentos saludables podría mejorar el consumo general de otros nutrientes beneficiosos.

 

Con el tiempo, la reducción gradual del contenido de sodio en los alimentos puede disminuir el gusto de los niños (y adultos) por la comida salada13.

Para obtener más información sobre la Ley de Niños Sanos y Sin Hambre, visite: heart.org/schoolmeals